Las sesiones de fotos en familia originales en exterior son todo un mundo. Y a diferencia de lo que se pueda creer a priori, pueden acabar siendo un verdadero quebradero de cabeza si no se tienen en cuenta ciertos aspectos. Pueden interferir factores humanos, factores ambientales y factores mecánicos. Vamos, que todo puede ir como una seda o puede acabar siendo un desastre.

Cómo fotógrafo profesional en barcelona, mi objetivo es minimizar el riesgo de cada uno de estos factores. En este post os voy a dar unos cuantos consejos prácticos que a mi me funcionan muy bien cuando tengo una sesión de fotos familiar en exterior. ¡Vamos al lío!

Tip 1 Saber qué quiere el cliente

Lo peor que le puede pasar a un fotógrafo es lo que yo llamo poner el piloto automático. Esto es, tomar fotos sin alma. Y ¿qué es tomar fotos sin alma? Fotografiar clientes sin importarte quienes son, qué les motiva hacerse la sesión, qué les gustaría y qué esperan. Para mi es vital, antes de toda sesión fotográfica, hablar con el cliente, conocer sus intereses, sus gustos. Establecer una pequeña relación en que pasemos de tomar fotos a un cliente X a tomar fotos a Juan, a Cristina y al pequeño Leo, por ejemplo. Poner cara, nombre e intereses en cada uno de nuestros clientes nos acercará más a ellos y esto sale reflejado en el resultado final.

Tip 2 Investigar previamente un poquito el terreno

Hacer un ejercicio previo de localización del espacio en la misma hora en que se realizará el reportaje es muy importante por parte del fotógrafo para poder visualizar los espacios, imaginar las fotografías que puede hacer, sacar mayor partido de los elementos naturales que le acompañan, conocer de antemano por donde entra la luz, zonas de sombras, contrastes.

Conocer todo esto de antemano nos permitirá sacar un mayor partido de cada rincón y elemento que podamos usar en la fotografía.

Tip 3 Empatía

Entre las muchas variables a tener en cuenta, quizás la principal es encarar la sesión con altas dosis de Empatía. Para coordinar diferentes edades, diferentes grados de motivación y conseguir que «todos los participantes en la sesión» se sientan cómodos y tranquilos sólo se consigue si somos capaces de que se lo pasen bien. Así que tenemos un doble objetivo, conseguir que sea una experiencia positiva para todos y que esto se refleje en el resultado con una fotografía real, creíble y alegre.

Por lo tanto es muy importante, leer entre líneas el grado de motivación que tiene cada uno y cómo podemos «conectar mejor». Una estrategia que suele funcionar es encargar algún rol, muy sencillo y en momentos puntuales a algún participante de la sesión. Esto nos acercará más a la persona, romperemos el hielo inicial y crearemos una sensación de equipo.

Tip 4 Psicología al poder

Los niños siempre son una fuente de alegría, pero hay que tener paciencia y saber llevarlos ya que también suelen cansarse antes, y si acaban enfadándose, entonces, lo más probable es que acaben boicoteando la sesión. Por lo tanto, es muchísimo mejor, invertir 5 – 10 minutos, antes de empezar a tirar fotos, en «conectar» con los niños, preguntarles cómo están, interesarnos por sus aficiones, lo que les gusta, su personaje preferido….Ideas que luego nos ayudarán para conseguir que la criatura esté muy motivada durante la sesión. No es lo mismo decirle a un niño que haga un salto a decirle que salte como lo haría Spiderman, ¿Se entiende? Cómo en todo, aquí entra en juego la gracia que tengamos cómo fotógrafos para ganarnos la simpatía de los más pequeños. Entendiendo qué les podemos pedir y qué no, cuando insistir y cuando cambiar de estrategia, conseguiremos más que exigiendo. Lo mejor, orientarlo todo como si fuera un juego. ¿A quien no le gusta jugar? !Psicología al poder!

Tip 5 ¿Qué nos ponemos?

Una pregunta que suelen hacerme los clientes es ¿Cómo nos vestimos? ¿Tenemos que llevar algo especial?

Soy muy partidario que cada uno vaya cómodo y a gusto con la ropa que elija. Vamos que no se sienta que va disfrazado. Ahora lo que si es cierto es que si todas las personas van vestidas con cierta armonía a nivel de estilo y color, la fotografía se verá más homogénea.

¿Os imagináis que el padre vaya con rayas verticales, la madre a topos, un hijo con rallas horizontales…. mejor no, no? O si, si lo que queremos es hacer algo rompedor ;·) ¡Para gustos, colores!

Tip 6 Pasarlo bien

Un consejo, olvídate del reloj. Trabajar sin estar pendiente del tiempo te permitirá trabajar con mayor tranquilidad, dejar que tu creatividad fluya, que te lo pases bien y por lo tanto, trasmitas esa misma energía a tus clientes. Si tu te lo pasas bien, no dudes que tus clientes también. Y sobretodo, no proyectes en tus clientes impaciencia o prisa por acabar. La propia experiencia te irá indicando cuando tienes que ir finalizando la sesión.

Así pues y cómo resumen del post, creo que un buen resumen sería la dicha «mejor tener maña que fuerza». Ir con la sesión de fotos familia preparada y no dejarlo todo al azar te ayudará a conseguir mejores fotos y a trabajar con tranquilidad.