Wedding La Florida

Siguiendo con mi línea de posts sobre los objetivos, en esta ocasión os quería explicar cuál es, a mi parecer en estos momentos, la lista de objetivos ideales para un reportaje de boda.
Como en todas las profesiones, cada profesional se encuentra cómodo trabajando con un material u otro. En mi caso os explicaré a día de hoy qué es lo que más valoro y qué me ofrece cada objetivo.  Si te interesa te dejamos el enlace sobre porque son tan caros los objetivos de cámara.

<<Ir con dos cámaras me permite tener montados dos objetivos distintos y poder disparar una misma escena, obteniendo dos fotografías con un carácter totalmente distinto la una de la otra. Esta versatilidad la valoro mucho.>>

Empecemos

  • Canon 24-70 f/2.8L II

Estamos ante una lente magnífica, con una resolución, color y contraste muy bueno. Dispone de un enfoque muy rápido y preciso con una nitidez increíble. Tiene una distancia focal muy versátil, que me permite ir confiado a cualquier encargo fotográfico. Si tuviera que poner un pero, sería que tiene una ligera distorsión en las distancias focales más angulares, fácilmente corregible posteriormente en edición.

Es un zoom todoterreno. Su rango focal es ideal donde me siento super cómodo, puesto que te permite afrontar situaciones tan complejas, como puede ser por poner un ejemplo la habitación en la casa de la novia o del novio. Donde todo sucede a gran velocidad y no hay demasiado tiempo para ir cambiando de objetivos. Es ahí, donde un zoom de estas características nos va a sacar de más de un apuro, me da la posibilidad casi de forma instantanea de utilizar una distancia focal larga aislando al sujeto y evitando los elementos que me molestan. Centrando la escena allí donde más nos interese. O por el contrario tener la necesidad de angular para poder fotografiar a la madre por ejemplo, junto a la novia cuando le está ayudando a ponerse el vestido.

Gracias a su gran luminosidad, me permite trabajar en condiciones lumínicas escasas, logrando unos resultados sorprendentes. A mi parecer, es un objetivo tan polivalente, y con tanta calidad que se ha convertido en un fundamental dentro de mi mochila.

  • Sigma 35 1.4 fijo serie Art

Este objetivo camara Sigma destaca por ser un objetivo angular de gran apertura con una excelente resolución y calidad de imagen que le confiere la serie Art. Es uno de los objetivos más apreciados en el mundo de la fotografía de boda.
La razón es sencilla, por un lado permite conseguir un efecto bokeh espectacular gracias a su diafragma de 9 láminas y por otro, la calidad del cristal permite minimizar la aberración cromática.
Este objetivo lo uso sobretodo cuando quiero darle un toque artístico a la escena por ejemplo, con los detalles, anillos, vestido…

wedding Pedraforca
  • Canon 85mm f/1,4L IS USM

La nitidez de las lentes fijas es mejor que la de las lentes no fijas. Este objetivo es uno de los mejores objetivos para camara de Canon. Esta lente es fantástica tanto para realizar fotografía de retrato como fotografía de producto. Bokeh a medida que abres más el diafragma el bokeh cada vez tiene una forma esférica más perfecta y bonita.
Para presupuestos en material fotográfico más ajustados existe una opción excelente que os puede encajar mejor. Se trata de su hermano menor, el Canon 85mm f/1.8 que ofrece una relación calidad-precio espectacular.

  • Canon 50mm f/1,4 USM

Es un objetivo extraordinariamente rápido que me permite trabajar en condiciones de luz muy escasas consiguiendo resultados espectaculares, sin tener la necesidad de tirar con flash. Es un objetivo fijo que me ha dado muchas alegrías, de una construcción y calidad óptica muy buena, donde el zoom son tus piernas. Esto nos obliga a estar continuamente en movimiento, buscando ese encuadre especial. Es importante salir de nuestra zona de confort, para obtener tomas interesantes. Ya lo dijo el gran Robert Capa

«Si tus fotografías no son lo suficientemente buenas es porque no estás lo suficientemente cerca».

Hay que hacer el ejercicio fotográfico de acercarse al sujeto para obtener mejores tomas. Si jugamos con el diafragma y abrimos al máximo, es decir 1.4. se pueden conseguir unos grandes desenfoques separando y destacando el sujeto del fondo, proporcionandonos unos resultados muy atractivos. Es una lente que suelo utilizar en la ceremonia, donde los sujetos estás más quietos, pudiendo hacer encuadres más buscados. Es un buen momento para aprovechar y conseguir retratos más artísticos gracias a su precioso bokeh. La luminosidad de este objetivo es sencillamente espectacular ofreciéndome la oportunidad de trabajar en los interiores más oscuros como por ejemplo en iglesias, que dependiendo de la situación no necesitaré tirar de flash ni subir tanto la ISO.

Otras situaciones donde lo utilizo y disfruto mucho fotografiando con el, es en el baile, en la fiesta, jugando con las luces y las sombras, objetos brillantes, desenfoques…

Hay que tener extremo cuidado con las aperturas más amplias. El foco puede jugarte una mala pasada y al mínimo movimiento, con una profundidad de campo tan escasa puede arruinarte la foto, haciendo que el enfoque acabe en el sitio menos pensado. Para mi, otro punto a favor de esta lente es su tamaño y peso, relativamente pequeña y liviana, permitiéndome ser más discreto y conseguir acercarme lo suficiente para tener la toma deseada.

  • Canon 70-200mm f/2,8 IS II USM

Este es sin duda el objetivo zoom de referencia por su calidad de imagen y su gran apertura 2.8 en todo la longitud focal del zoom. Esto le permite tener un excelente rendimiento con poca luz. Es un objetivo «pata negra», aunque hay que tener en cuenta que pesa, y con sus dimensiones la verdad no pasas desapercibido. Aunque sea grande, es muy manejable y fácil de sujetar. Tanto los novios como los invitados, muchas veces se asombran ante tal envergadura haciendo en ocasiones, que sea más fácil fotografiar a gente que pudiera ser reticente a que la fotografiase.

Podría decir que nunca me ha defraudado. Es un objetivo perfecto y preciso, incluso con sujetos en movimiento y tiene una nitidez asombrosa. Gracias a su motor ultrasónico tiene una velocidad de enfoque rapidísima. Si hay algo que me encanta de este objetivo es la posibilidad de utilizar el IS, estabilización de la imagen, que me «protege» contra el movimiento o trepidación indeseado de la cámara, hasta 3,5 pasos. Lo utilizo tanto para retratos como para tomas de acción dando muy buenos resultados.

Me gusta trabajar con él, en exteriores como puede ser en el reportaje de novios o también en la pre/postboda. Cuando la distancia no es un inconveniente, busco que la pareja se aleje de la cámara haciéndoles sentir más cómodos, consiguiendo tomas muy naturales y más íntimas. Un tema a tener en cuenta son las velocidades de obturación. No hay que confiarse y bajar en exceso pues a menos que tengamos un pulso de hierro, es muy probable que experimentemos ciertas trepidaciones. Para evitarlas es recomendable tirar a velocidades de obturación por encima de 200/250.

boda casa colonias pedraforca

Y hasta aquí mi lista actual. Esta lista configura la creme de la creme de los objetivos para boda. Os recomiendo que experimentéis con ellos. ATENCIÓN que alquilarlos puede ser una buena opción ;·)